AUSENCIA de los padres : Consecuencias de la falta de presencia en los hijos/as

La ausencia de los padres genera consecuencias en los hijos/as

Cuando los padres (entendamos padre y madres) están presentes físicamente pero no emocionalmente produce consecuencias en el desarrollo del hij@. Pero no siempre somos conscientes de que esto está sucediendo. Educar sin ausencia por parte de los padres y en su lugar con presencia requiere de una preparación, requiere en primer lugar de ser conscientes de la importancia de esa presencia, pero parte de una decisión que se toma.

Al fin y al cabo no es más que una forma de vida. Pero qué difícil es estar presentes y resolver lo que en cada momento tenemos que hacer.

 

¿Por qué sucede la ausencia de los padres y madres?

Tenemos claro como padres, madres y educadores que no todos los días son iguales. Pero comencemos haciendo un primer ejercicio: vamos a mirarnos a nosotros mismos.

Partimos de la base como decía anteriormente que no todos los días son iguales, pero si a nivel general tu ausencia como padre, madre o educador es más que frecuente es necesario poner atención a qué está ocurriendo y cómo está afectando a tu hij@.

 

https://youtu.be/PJMgns_jnpE

 

 

¿Qué hace que tú no estés tan presente?

Las propias situaciones personales que te están pasando, tus propios asuntos no resueltos y cómo gestionas tú tus propias necesidades son un factor muy influyente a la hora de estar ausente.

Tus pensamientos y tus emociones como el miedo, el enfado contribuyen en que pierdas esa presencia en el momento que el niño o la niña lo requiere y que si no pones consciencia, no te des ni cuenta.

También hay otros asuntos más físicos, como la organización, el trabajo, aspectos económicos o enfermedades propias o familiares que impiden nuevamente que no estés presente en el momento. Sabemos que tenemos que atender todo, pero ¿cómo podemos hacerlo sin que los niñ@s noten esa ausencia aún estando presentes físicamente?

Hay que ser conscientes que cuando esto ocurre necesitamos resolver esto para volver a esa atención que el niño o niña necesitan. Pero esto es como una escala de prioridades.

En esa escala de prioridades vamos a ver cómo podemos estar lo más presente posibles dentro de las circunstancias que están aconteciendo sin dejar de estar presentes para los niños y niñas y cubriendo sus necesidades emocionales en todo momento.

El primer paso es el fundamental: se trata de ser conscientes y poner atención  primero en cómo te afectan las circunstancias que en tu vida suceden a nivel físico y a nivel emocional.

En segundo lugar aprender (con ayuda profesional si es necesario) en que las circunstancias que nos suceden no nos saquen de esa presencia que el niño o la niña requiere.

 

 

MINI CURSO Cómo mejorar las relaciones con tus hijos
MINI CURSO Cómo mejorar las relaciones con tus hijos

 

DESCARGA GRATUITA MINI CURSO CÓMO MEJORAR LAS RELACIONES CON TUS HIJOS/AS

 

¿Qué consecuencias tiene la ausencia de los padres en los niños y niñas?

 

Cuando estamos mucho en resolver situaciones los niños y niñas lo notan. Y en ese punto pierden la presencia del padre, la madre o el educador y eso se va a materializar en inseguridad, en dormir peor, comer peor, en las materias de la escuela, etc.

Esa falta de presencia nuestra se ve materializada en los niños, en su forma de gestionar las cosas y que no permite que los niños y niñas avancen en equilibrio, con afecto y con seguridad.

Esta toma de decisión de estar presente en la educación de tu hijo e hija es muy importante, porque si no hay esa presencia por parte del adulto, el niño/ niña se pierde.

Profesionales como yo, ayudamos a los padres a ser conscientes de este tipo de situaciones, a aprender a estar presentes y estar preparados para originar además con nuestra presencia el equilibrio y la seguridad que los niños y niñas necesitan para su desarrollo.

 

Infografía ausencia de los padres
Infografía ausencia de los padres

¿Cómo puedes comenzar a estar más presente?

Veamos algunos pequeños tips que te pueden ayudar a comenzar a estar más presente para tu hij@.

 

  • Pon todos los sentidos. Tu mirada hacia él o ella, escúchalo de manera activa.
  • Enséñales cómo lo haces. Es bueno que aprendan de ti a expresar sus emociones por ello, si no has tenido un buen día comparte con ellos tus emociones para que te entiendan y aprendan ellos/as también a hacerlo. Te ayudará a crear vínculos emocionales con él/ella.
  • Cumple tu palabra. Comparte momentos y si algo se interpone recupera el momento y haz tus planes con él o ella. Que no sienta que le defraudas continuamente porque nunca cumples tu palabra.
  • Comparte rutinas. Intenta compartir actividades cotidianas y a medida que vaya creciendo no abandones estas actividades sino ajústalas a su edad/necesidad.

La importancia de tu transformación personal para una crianza y educación consciente

¿Cuál es mi papel como psicóloga educativa con los padres, niños, familias y educadores?

¿Por qué la importancia de una educación consciente para los niños?

 

Esther Ponce Blázquez

Psicóloga Educativa y Arteterapeuta Humanista Gestalt, con formación en Pedagogía Montessori y Educación Social. Apasionada del arte y el color.

Directora de Centro de Psicología Educarte

Creadora de Juegos de Madera Educarte.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies